hello world!

¿Qué es la ortodoncia interceptiva?

¿Qué es la ortodoncia interceptiva?

La realidad es que muchos niños o preadolescentes llevarán ortodoncia para corregir la posición de sus dientes, pero también para corregir el desarrollo de sus mandíbulas y estructuras maxilofaciales. Con la ayuda de la ortodoncia interceptiva, se evitará la necesidad de un tratamiento más complicado en el futuro.

¿Qué hace la ortodoncia interceptiva?

La ortodoncia interceptiva es una rama de la ortodoncia que se enfoca en tratar problemas dentales y esqueléticos en niños en una etapa temprana de su desarrollo. El principal objetivo de la ortodoncia interceptiva niños es intervenir y corregir problemas ortodónticos y funcionales antes de que se vuelvan más severos, aprovechando el crecimiento y desarrollo natural de la mandíbula y los huesos faciales y craneales.

¿Qué corrige la ortodoncia interceptiva?

Algunos de los problemas que la ortodoncia interceptiva puede abordar incluyen:

  • Mordida cruzada: Cuando las mandíbulas superior e inferior no se encuentran correctamente al cerrar la boca.
  • Apiñamiento dental: Dientes apretados o mal alineados.
  • Mordida abierta: Un espacio anormal entre los dientes superiores e inferiores cuando la boca está cerrada.
  • Problemas de mordida: Sobremordida (dientes superiores cubren demasiado los dientes inferiores) o submordida (dientes inferiores se proyectan demasiado hacia adelante).
  • Problemas de espacio: Falta de espacio para el crecimiento normal de los dientes permanentes.
  • Disfunciones de músculos estructuras que rodean los dientes como los labios, la lengua, articulación temporomandibular
  • Mejorar la respiración oral y por tanto, la oclusión, pero también la salud general de los pacientes

Este tratamiento generalmente implica el uso de aparatos removibles o fijos diseñados específicamente para guiar el crecimiento de los huesos maxilares y mandibulares, corrigiendo así problemas en una fase temprana. Este enfoque puede facilitar tratamientos ortodónticos más extensos en el futuro y, en algunos casos, incluso eliminar la necesidad de ciertos procedimientos más invasivos.

¿Cuántos tipos de ortodoncias hay?

Existen varios tipos de ortodoncia, y la elección del tipo de tratamiento dependerá de las necesidades específicas de cada paciente. Los tipos de ortodoncia más comunes son:

  • Brackets metálicos tradicionales: Son los brackets de metal convencionales que se colocan en la parte frontal de los dientes. Aunque son visibles, son muy eficaces y son los más asequibles.
  • Brackets cerámicos: Estos brackets son del color del diente y son menos visibles que los metálicos. Son una opción popular para aquellos que desean una apariencia más estética durante el tratamiento. Sin embargo, no son 100% imperceptibles, pero sí más discretos que los metálicos.
  • Brackets de zafiro: Similar a los brackets cerámicos, pero hechos de cristal de zafiro transparente, lo que los hace aún menos visibles. También son conocidos por ser duraderos y resistentes a las manchas. Son una buena opción cuando el paciente no quiere que los brackets sean muy notables. Son muy populares especialmente entre adultos que desean llevar ortodoncia de una manera más discreta.
  • Ortodoncia invisible (Invisalign): Utilizan alineadores plásticos transparentes y removibles para corregir la posición de los dientes. Estos alineadores se cambian, aproximadamente, cada 10-15 días. Son menos perceptibles que los brackets y ofrecen comodidad y conveniencia. A pesar de llamarse ortodoncia invisible, no son invisibles al 100%, ya que a corta distancia y prestando atención son perceptibles.
  • Brackets linguales: Se colocan en la parte posterior de los dientes, por lo que son prácticamente invisibles desde el exterior. Son una opción estética, pero pueden ser más difíciles de limpiar, de ajustar y son muy molestos para la lengua. Este tipo de brackets son invisibles, ya que no se ven, por lo que son ideales para personas que quieren corregir su sonrisa pero no quieren que se note que utilizan ortodoncia.
  • Ortodoncia interceptiva: Se realiza en una etapa temprana del desarrollo para corregir problemas ortodónticos antes de que se vuelvan más severos. Puede implicar el uso de aparatos removibles o fijos.
  • Ortodoncia miofuncional: se puede utilizar como ortodoncia única o como ayuda para otros tipos de ortodoncia. Con ella podemos realizar movimientos dentales de forma lenta, pero su mayor beneficio es que son de una gran ayuda para la rehabilitación de las funciones neurovegetativas como la deglución, respiración o masticación
  • Aparatos de expansión: Se utilizan para ensanchar el paladar y corregir problemas de mordida cruzada. Son la mejor opción en niños para ampliar el paladar y mejorar la respiración bucal. 

Como ya hemos visto, la elección entre estos tipos de ortodoncia dependerá de factores como la gravedad de los problemas ortodónticos, las preferencias estéticas del paciente, el costo y la recomendación del ortodoncista. Cada tipo de tratamiento tiene sus propias ventajas y consideraciones, y es importante hablar todas las opciones con el dentista para determinar qué enfoque es más adecuado para cada caso individual.

¿Cuándo se debe poner ortodoncia a un niño?

No existe una edad exacta para poner ortodoncia a los niños. Lo importante es realizar revisiones periódicas desde que erupcionen los primeros dientes e ir comprobando periódicamente que el desarrollo del paciente está siendo correcto.

Hay situaciones clínicas que nos pueden llevar a realizar el tratamiento tan pronto como se detecte, como podría ser el caso de pacientes respiradores orales, mordidas cruzadas o mandíbulas muy avanzadas.

Hasta los 6-7 años lo habitual es realizar tratamientos preventivos o con trainers, y a partir de los 7 años podemos utilizar otro tipo de aparatos como pueden ser las placas expansoras o los disyuntores.

Lo importante es realizar revisiones desde edades tempranas para poder detectar las disfunciones y evitar futuras patologías . Hay que tener en cuenta que cada niño tiene su propio ritmo de crecimiento y no podemos dar una edad exacta para poner aparatos, pues que depende del desarrollo craneo mandibular de cada paciente.

La intervención temprana es crucial si hay signos de problemas significativos. También la ortodoncia interceptiva niños puede ser necesaria para corregir hábitos perjudiciales como chuparse el pulgar, la deglución atípica, respiración oral, onicofagia (morderse las uñas) y problemas funcionales del maxilar. Por eso es vital llevar a los niños a revisiones periódicas con el dentista, para que este pueda realizar una evaluación completa para determinar si es necesario utilizar ortodoncia para abordar cualquier problema dental o esquelético y garantizar así un desarrollo bucal saludable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recientes