hello world!

Estas son las lesiones en la boca más comunes

Estas son las lesiones en la boca más comunes

La mayoría de personas ha experimentado alguna vez en su vida lesiones en la boca. La mayoría se suelen ir sin tratamiento, sin embargo no es el caso de todas. Es conveniente consultar con el dentista para asegurar que no son lesiones graves.

¿Qué son las lesiones bucales?

Las lesiones bucales son anormalías o heridas en la cavidad oral, como aftas, herpes labial, úlceras, leucoplasia o candidiasis oral, entre otras. Pueden ser causadas por varios motivos y, dependiendo del tipo de lesión tienen un aspecto y síntomas diferentes.

Las lesiones orales más frecuentes

A continuación vamos a ver las lesiones orales más frecuentes.

Las aftas o llagas bucales

Las aftas, también conocidas como llagas bucales o úlceras aftosas, son lesiones pequeñas y dolorosas que pueden desarrollarse en la mucosa bucal, incluyendo la lengua, las encías, el paladar blando y el interior de las mejillas. Estas úlceras suelen tener un centro blanco o amarillento con un borde rojo brillante. Aunque la causa exacta no siempre está clara, factores como el estrés, la predisposición genética, las deficiencias nutricionales o el sistema inmunológico pueden contribuir a su aparición. Generalmente, las aftas desaparecen por sí solas en una o dos semanas, pero en algunos casos, pueden requerir tratamiento para aliviar el dolor y las molestias asociadas. Enjuagues bucales especiales, medicamentos tópicos, o, en casos más graves, medicamentos recetados ser recomendados por un dentista.

El herpes labial o ampollas febriles

El herpes labial, también conocido como ampollas febriles o herpes simple labial, es una infección causada por el virus del herpes simple (HSV). Se manifiesta como ampollas llenas de líquido en o alrededor de los labios, aunque también puede afectar las encías, la lengua y otras áreas de la boca. Estas ampollas suelen ser dolorosas y pueden ir acompañadas de síntomas como picazón, escozor o fiebre. El HSV es altamente contagioso y se transmite principalmente a través del contacto directo con las ampollas o el fluido infectado. Una vez infectada, la persona puede experimentar brotes recurrentes a lo largo de su vida, ya que el virus permanece latente en el cuerpo, especialmente en situaciones de estrés, ansiedad o cambios grandes.

No existe una cura definitiva para el herpes labial, pero existen medicamentos antivirales que pueden ayudar a reducir la duración y la gravedad e incomodidad de los síntomas, así como a prevenir brotes recurrentes. Otro tratamiento que da muy buenos resultados para tratar el herpes labial, es la terapia neural, espaciando su aparición y disminuyendo la gravedad de la lesión. Además, es importante evitar el contacto directo con las lesiones y mantener una buena higiene para prevenir la propagación del virus.

La leucoplasia

La leucoplasia es una afección bucal caracterizada por el desarrollo de parches blancos en la mucosa de la boca. Estos parches pueden aparecer en la lengua, las encías, el paladar y el interior de las mejillas. La leucoplasia a menudo está asociada con el consumo de tabaco, especialmente el tabaco de mascar, así como con el consumo excesivo de alcohol. Estos parches blancos pueden ser simples manchas o presentar una textura áspera. Aunque la leucoplasia es generalmente benigna, algunos casos pueden evolucionar hacia lesiones precancerosas o cancerosas, especialmente si persisten durante mucho tiempo y no se cuidan.

El tratamiento implica abordar la causa subyacente, como el cese del consumo de tabaco o alcohol y realizar rehabillitación para mejorar la hidratación oral. Es esencial que las personas con leucoplasia busquen atención odontológica para un diagnóstico preciso y un seguimiento adecuado, ya que en algunos casos puede ser necesario realizar una biopsia para descartar problemas más graves. 

La candidiasis

La candidiasis oral es una infección por hongos, generalmente causada por Candida albicans, que afecta la cavidad oral. Se manifiesta con manchas blancas cremosas en la lengua, encías y mucosa bucal, a menudo asociadas con sensación de ardor. Es más común en bebés, personas con sistemas inmunológicos debilitados o aquellos que toman antibióticos. El tratamiento implica antifúngicos tópicos o tratamiento preventivo para mejorar la hidratación bucal, en casos severos, medicamentos orales.

¿Qué otras causas o enfermedades pueden producir lesiones bucales?

Además de las causas que ya hemos mencionado, pueden aparecer lesiones bucales debido a otros motivos.

Traumas en la boca

Recibir un impacto en la boca, puede causar contusiones, laceraciones, fracturas dentales, luxaciones y quemaduras. Los golpes fuertes pueden afectar dientes, labios y encías, además de la articulación temporomandibular.  Es esencial buscar atención inmediata para evaluar y tratar adecuadamente las lesiones traumáticas bucales y prevenir complicaciones a largo plazo.

Alergias medicamentosas

Las alergias medicamentosas pueden provocar lesiones bucales, como erupciones, hinchazón o úlceras. Reacciones adversas a fármacos pueden afectar la mucosa bucal. Ante cualquier signo de reacción alérgica, es vital buscar atención médica para identificar el medicamento causante y evitar complicaciones en la salud oral.

El cáncer oral

El cáncer oral puede manifestarse como lesiones anormales en la boca, como úlceras persistentes, manchas rojas o blancas. Factores de riesgo como el tabaquismo, el consumo de alcohol y el virus del papiloma humano pueden afectar en la aparición de estas lesiones. La detección temprana es crucial. Cualquier anomalía bucal persistente debe ser evaluada por un dentista para poder trazar un plan de acción cuanto antes.

Enfermedades de transmisión sexual como la sífilis o el sida (VIH)

Enfermedades de transmisión sexual como la sífilis o el VIH pueden causar lesiones bucales. La sífilis puede presentar úlceras indoloras y el VIH y puede manifestarse con infecciones y aftas de manera regular. Es esencial que si se padece alguna de estas patologías se acuda de manera bastante regular al dentista. Asimismo, tomar precauciones para prevenir y manejar estas complicaciones bucales es esencial.

En cualquier caso, es necesario tener una buena rutina de higiene oral y acudir al dentista de manera regular para tener una salud bucodental óptima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recientes