hello world!

Dientes de tiburón en niños: ¿Qué son y cómo solucionarlo?

Dientes de tiburón en niños: ¿Qué son y cómo solucionarlo?

Los dientes de tiburón es una forma de hablar coloquial  y surgen cuando los dientes definitivos erupcionan antes de que los de leche se hayan caído, formando una doble fila de piezas dentales. En este artículo veremos por qué surgen y cómo se solucionan los dientes de tiburón en niños.

¿Por qué surgen los dientes de tiburón en niños?

Esta condición dental es bastante común en niños y su origen normalmente se relaciona con arcadas dentarias pequeñas. Suele afectar a los niños en etapa de desarrollo cuando empiezan el recambio dentario.

Los niños tienen 20 dientes de leche, que una vez que se caen, son reemplazados por los dientes permanentes. En algunos casos, como hemos visto, aparecen los dientes definitivos antes de que los dientes de leche se caigan de forma natural. Estos dientes de tiburón en niños suelen aparecer detrás de las piezas dentales de leche, recordando a los dientes de un tiburón.

En ocasiones, esta condición de dientes de tiburón se relaciona con dientes supernumerarios. Los dientes supernumerarios son dientes que se forman a más a más de los 20 dientes que normalmente tienen los niños. Estos dientes no suelen causar problemas de salud, pero pueden interferir en la erupción del resto de los dientes. Pueden provocar problemas como apiñamiento dental, maloclusión o problemas estéticos, en cuyo caso puede ser necesario su tratamiento mediante extracción dental y, en caso de que sea necesario, ortodoncia.

En caso de notar dientes adicionales en la boca del niño, es recomendable consultar al odontólogo para obtener una evaluación profesional y determinar el mejor curso de acción según la situación específica.

¿Cómo se solucionan los dientes de tiburón en niños?

La gestión de los dientes de tiburón generalmente depende de cada caso específico y de si estos dientes adicionales están causando problemas. En algunos casos, esta anomalía se arregla por sí sola: los dientes de leche terminan cayendo, dejando el espacio necesario para la dentadura definitiva. En otros casos es necesario realizar la extracción de los dientes de leche para permitir que los dientes definitivos ocupen su espacio.

Tratamiento para los dientes de tiburón en niños

Como hemos comentado, el tratamiento a seguir dependerá de cada caso, ya que en algunos casos lo único que hay que hacer es esperar a que los dientes de leche caigan.  Las opciones más comunes de tratamiento son:

  • Observación: Si los dientes de tiburón no están causando problemas y no interfieren con la erupción normal de los dientes permanentes, el odontólogo puede optar por simplemente observar la situación en visitas regulares
  • Extracción: Si los dientes de tiburón están causando problemas, como apiñamiento dental, maloclusión o problemas estéticos, el odontólogo puede recomendar la extracción. La extracción se realiza cuidadosamente para evitar dañar los dientes circundantes y los tejidos. Este procedimiento puede ser necesario para prevenir complicaciones futuras.
  • Tratamiento ortodóntico: En situaciones en las que los dientes de tiburón afectan la alineación de los dientes, el odontólogo puede recomendar un tratamiento ortodóntico o funcional. Esto puede implicar el uso de aparatos ortodónticos, como disyuntores o placas, para corregir la posición de los dientes y garantizar una mordida adecuada.
  • Seguimiento a largo plazo: En cualquier caso, es recomendable hacer un seguimiento de la evolución y el desarrollo dental del niño y abordar cualquier problema potencial a medida que surja.

Es importante destacar que el tratamiento específico variará según la situación individual de cada niño. Es fundamental que los padres consulten a un odontólogo para obtener una evaluación y un plan de tratamiento personalizado. La detección temprana y el tratamiento adecuado pueden ayudar a prevenir complicaciones dentales futuras y garantizar un desarrollo oral saludable.

Es importante llevar al niño a visitas regulares con el dentista desde pequeño para detectar a tiempo cualquier posible anomalía y para poderle inculcar una buena rutina de higiene oral desde temprana edad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recientes