hello world!

¿Cómo tener los dientes más blancos?

¿Cómo tener los dientes más blancos?

Lucir una sonrisa saludable y estética, influye mucho en nuestro día a día y en nuestra confianza en nosotros mismos. Por eso es importante cuidar los dientes y su color. Hay varios motivos por los que los dientes no se ven blancos y muchos de ellos son por una mala higiene dental. Hoy vamos a hablar de cómo tener los dientes blancos y vamos a dar algunos consejos para su mantenimiento.

¿Qué hace que los dientes sean más o menos blancos?

A todos nos gustaría lucir una sonrisa blanca perfecta. Pero, lamentablemente, eso no es posible, al menos sin el uso de carillas. Sin embargo, sí que existen tratamientos de blanqueamiento dental para tener los dientes blancos, pero no existe el blanco perfecto.

El color de los dientes depende de varios factores, como la herencia o las capas del diente. El color viene definido por la dentina, el grosor y la calidad del esmalte. La dentina es lo que le da principalmente el color al diente. Tiene un tono amarillento y, en función de su grosor y calidad, es más o menos amarilla.

El esmalte, en cambio, es translúcido y no tiene color. Dependiendo de su grosor y calidad, dejará que se transparente más o menos el color de la dentina. Estos dos factores son los que, básicamente, determinan el color de nuestros dientes.

Ahora bien, depende de nuestra higiene y nuestros hábitos, nuestros dientes se mantendrán con su color natural o se irán tornando amarillos. Los dientes que son más saludables son ligeramente amarillentos. Los dientes excesivamente amarillos no son saludables. Muchas veces quiere decir que se está abusando del consumo de tabaco, café o té. En algunos casos, los dientes muy amarillos también pueden ser causados por alguna enfermedad o trastorno metabólico.

¿Cómo mantener los dientes blancos?

Para poder tener los dientes blancos siempre, hay que mantenerlos y cuidarlos de forma diaria. Para el buen mantenimiento del color de los dientes hay que ser consciente de qué hábitos tenemos y cómo cambiarlos para que no nos sigan afectando. A continuación, queremos proponer algunos hábitos para mantener los dientes blancos algunos consejos:

  • Cuida tu limpieza bucal. La rutina diaria de higiene bucal es muy importante para evitar el sarro y la placa en nuestros dientes y poder tener unos dientes más blancos. Además de la higiene diaria, es importante hacerse periódicamente una limpieza bucal profesional para reforzar y mantener la buena salud bucal. La limpieza juega un papel muy importante en el color de nuestros dientes.
  • Vigila con los alimentos que tiñen los dientes. Como sabemos, hay alimentos que al tomarlos o masticarlos, manchan la coloración de nuestros dientes. Los más comunes son el café, el té y el vino (tinto y blanco). Alimentos como la salsa de soja, el ketchup, las bebidas carbonatadas y las bebidas energéticas también contribuyen a la coloración de nuestros dientes, así que después de consumirlos es importante cepillarse bien los dientes. En el caso de las bebidas como café, té, bebidas energéticas o carbonatadas y vino, puedes tomarlas con una cañita para ayudar a disminuir su efecto colorante en nuestros dientes. Además, disminuir su ingesta ayudaría muchísimo.
  • Evita los malos hábitos como el tabaco.
  • Consume alimentos blanqueadores como el brócoli, la fresa, la manzana o el apio, entre otros.
  • Cambia el cepillo dental regularmente y evita cepillarte con fuerza. No hagas que tu esmalte sufra, si no tendrás el efecto contrario al deseado.
  • Mantén tu lengua limpia, para eliminar la placa bacteriana y evitar que se quede en los dientes.

Rutina dental para tener los dientes blancos: Paso a paso

Hemos hablado de cómo tener los dientes blancos y consejos para mantenerlos así y el primero de ellos era tener una buena rutina de limpieza dental. A continuación, vamos a descifrar paso a paso una rutina dental para tener los dientes blancos para que la podáis seguir correctamente:

  1. Cepillar correctamente los dientes después de cada comida durante, al menos, 2 minutos. Cepillar bien la cara interna y externa de los dientes, así como las superficies de masticación.
  2. Cepillar la lengua, ya sea con un raspador de lengua o con la cara del cepillo de dientes que está diseñada para la lengua. Especialmente por la mañana antes de tomar nada.
  3. Pasar el hilo dental para asegurarnos que no han quedado restos de comida entre los dientes. Es importante hacerlo, al menos, 1 vez por día.
  4. Hacer enjuagues con un colutorio para asegurarte que no han quedado bacterias.
  5. Visitar regularmente al dentista para realizar una limpieza dental.

Tener los dientes blancos y saludables no es difícil, solamente es cuestión de rutinas y de tener presente qué los mancha para evitarlo o tener cuidado y utilizar pajita, por ejemplo. Así evitaremos que el daño sea mayor. En Clínica Dental de Terrassa ponemos a tu disposición el asesoramiento de nuestro equipo profesional de dentistas. Todos nuestros pacientes son tratados y asesorados de forma totalmente personalizada con el fin de mejorar tanto su estética como su salud dental. ¡Ponte en contacto con nosotros y acude a una primera visita gratuita con nuestros dentistas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Recientes