hello world!

¿Qué es la caries del biberón?: Causas, síntomas y tratamiento

¿Qué es la caries del biberón?: Causas, síntomas y tratamiento

Aunque las caries las solemos atribuir a niños y adultos y suelen producirse entre las piezas dentales debido a restos de comida sólida, no siempre es el caso. Las famosas caries del biberón afectan a los bebés, incluso cuando su dieta es principalmente leche.

¿Qué es la caries del biberón?

La caries del biberón, también conocida como caries de la primera infancia, es una condición dental que afecta a los bebés y niños pequeños, causada principalmente por la exposición prolongada a líquidos azucarados en el biberón, como la leche, zumo de frutas o fórmula para bebés. Esta exposición constante a los azúcares puede conducir al desarrollo de caries en los dientes de leche del niño. En estos casos, el primer diente que aparece suele estar afectado por este tipo de caries, seguido del segundo diente y así sucesivamente hasta que gran parte de las piezas dentales se ven afectadas. 

Este tipo de caries es un problema muy grave que además de causar dolor, infecciones y problemas de salud oral si no se trata adecuadamente, puede acarrear consecuencias de por vida en la boca del pequeño.

Diagnóstico y causas de las caries en bebés y niños

Para poder hacer un buen diagnóstico de las caries en bebés y en niños, es necesario acudir al dentista y que éste realice un examen visual de los dientes. Además del examen visual, pueden realizarse radiografías dentales para evaluar el alcance de las caries, especialmente si afectan a los dientes que aún no han erupcionado completamente.

Las caries en niños pueden ser causadas por una combinación de factores, que incluyen:

  • Consumo de azúcares: La exposición frecuente a alimentos y bebidas azucaradas puede favorecer el crecimiento de bacterias que producen ácidos, los cuales erosionan el esmalte dental y provocan la formación de caries. Aún cuando los dientes no han erupcionado, como en el caso de caries de biberón, la leche o zumo se acumula alrededor de estos nuevos dientes en erupción gracias a la disminución de la producción de saliva del niño.
  • Higiene dental inadecuada: La falta de cepillado dental regular y adecuado, así como la ausencia de hábitos de higiene dental, pueden permitir que las bacterias se acumulen en los dientes y causen caries. En el caso de los bebés, también es necesario mantener una buena higiene de las encías y de los dientes a medida que van apareciendo.
  • Respiración bucal: una parte importante de los niños respira por la boca, lo que unido al consumo de alimentos azucarados, la poca cantidad de saliva y poca higiene, ayuda a la formación de caries tanto en niños como en adultos.
  • Transmisión de bacterias: Las bacterias causantes de caries pueden transmitirse de los padres u otros cuidadores a los bebés a través de la saliva, por ejemplo, al probar los alimentos del bebé con la misma cuchara o al limpiar un chupete con la boca.
  • Fluoruro insuficiente: El fluoruro es importante para fortalecer el esmalte dental y prevenir la formación de caries. La falta de exposición al fluoruro, puede aumentar el riesgo de caries.
  • Factores socioeconómicos: La falta de acceso a atención dental adecuada, así como a una dieta equilibrada y nutritiva, puede aumentar el riesgo de caries en bebés y niños.

Qué efectos puede producir si no se trata

Las caries del biberón son una afección que se tiene que tomar en serio e intentar solucionar cuanto antes, de lo contrario, pueden tener una serie de efectos negativos en la salud y el desarrollo del niño. Estos efectos negativos pueden ser:

  • Dolor e incomodidad: Las caries pueden causar dolor y malestar, lo que puede dificultar la alimentación, masticación y el sueño del niño.
  • Infecciones: Pueden conducir a infecciones dentales, que pueden extenderse a otras áreas de la boca e incluso al torrente sanguíneo. Las infecciones dentales pueden causar hinchazón, enrojecimiento y sensibilidad en las encías, así como fiebre y malestar general.
  • Daño permanente a los dientes: Si no se trata, la caries puede causar daño permanente a los dientes de leche, lo que puede afectar la erupción y el desarrollo adecuado de los dientes permanentes. Esto puede resultar en problemas de alineación dental y maloclusiones en el futuro.
  • Pérdida prematura de dientes: En casos graves, las caries no tratadas pueden provocar la pérdida prematura de dientes de leche. La pérdida prematura de dientes puede afectar la capacidad del niño para masticar adecuadamente los alimentos, hablar correctamente y puede afectar la autoestima y la confianza del niño.
  • Impacto en la salud general: La salud oral está estrechamente relacionada con la salud general. Las infecciones dentales no tratadas pueden aumentar el riesgo de desarrollar problemas de salud graves, como enfermedades cardíacas y pulmonares, diabetes y complicaciones durante el embarazo, además de impactar directamente en la autoestima de la persona.

Tratamiento y prevención de la caries del biberón

Para tratar las caries del biberón, se realizará una restauración dental mediante empastes. Para prevenir las caries del biberón es esencial mantener una higiene oral adecuada para el bebé. Es importante limpiar las encías con una gasa a diario antes de que erupcionen los dientes. 

Una vez los dientes empiezan a erupcionar, es importante cepillarlos a diario con un cepillo y pasta dental adecuada a su edad. Además, es necesario limitar el consumo de líquidos azucarados, y el fomento de una dieta equilibrada. Se debe evitar compartir utensilios y chupetes con saliva y acudir a visitas regulares al dentista desde una edad temprana. Estas medidas son cruciales para prevenir la caries del biberón, proteger la salud dental del niño y promover su bienestar general.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recientes