hello world!

Pros y contras de los brackets metálicos

Pros y contras de los brackets metálicos

Cada vez más gente opta por corregir su dentadura para solucionar problemas tales como una mordida incorrecta, apiñamiento dental o dientes que no están en la posición adecuada. Estas anomalías, además de no ser estéticas, pueden derivar en otras problemáticas digestivas al no deglutir correctamente los alimentos. Y por añadido, una mala dentadura tiene un impacto directo en la autoestima del paciente. Así, la importancia de una dentadura correcta es esencial a nivel funcional y estético. ¿La solución?  Recurrir a la ortodoncia, entre otras opciones.

La ortodoncia ha evolucionado, y hoy en día gracias a la mejora de los brackets, se pueden encontrar ortodoncias discretas, resistentes y menos dolorosas.  Sin embargo, a pesar de existir nuevos materiales empleados en la ortodoncia, los brackets originales de metal continúan siendo una opción popular entre nuestros pacientes. ¿Los motivos? Los brackets metálicos han evolucionado y son cada vez más confortables. Además, su eficiencia, resistencia y bajo coste suponen unas ventajas importantes. Por otro lado, también presentan inconvenientes. En Clínica dental de Terrassa te lo explicamos todo a continuación.

Qué son los brackets metálicos y para qué se utilizan

Son un tipo de ortodoncia que tiene la función de mover los dientes en una correcta posición tanto a nivel funcional y estético. Esto facilita el proceso de masticación y una correcta higiene. Se usan para corregir apiñamientos dentales, problemas de mordida o cerrar espacio entre los dientes.

 ¿Qué partes tienen?

Los brackets metálicos constan de varias partes:

Arco: Es el alambre que se pasa por las ligaduras y tiene la función de hacer presión en los dientes. Este alambre se ajusta y aprieta conforme avanza el tratamiento dental.

bracket

Ligadura: Esta pieza une el bracket al arco. Pueden ser metálicas o de goma. En el caso de las metálicas, se utilizan para aplicar más presión y las de goma ejercen menos fuerza. ¿Te has fijado en que algunos niños tienen las gomas de colores en los brackets? Es una de las ventajas para que los más pequeños se sientan más a gusto con su aparato. Aunque también hay casos en los que adultos han pedido gomas de colores en su tratamiento. Todo es cuestión de gustos.

Bracket: Es la pieza que se cementa al diente, y es el timón que marca la dirección de giro del diente. No siempre se coloca en el centro, todo depende de las necesidades de la ortodoncia.

Por añadido, también se pueden colocar gomas que conectan las dos para corregir la mordida y el alineamiento.

Dudas que pueden surgir sobre los brackets metálicos

¿Cuáles son las ventajas e inconvenientes?

Cuando procedemos a diseñar un tratamiento de ortodoncia, siempre nos adaptamos a las necesidades de cada persona. Sin embargo, el paciente puede optar por una ortodoncia más o menos discreta y adaptada a su presupuesto. En este sentido, los brackets metálicos presentan ventajas e inconvenientes, y son los siguientes:

Ventajas:

Precio: Son mucho más económicos que las otras opciones, siendo la opción más barata del mercado comparada con otro tipo de brackets.

Resistencia: Su resistencia es mucho mayor que algunos tipos de brackets transparentes.

Eficiencia: Al tener una resistencia mayor, es posible ejercer mayor presión, por lo que ortodoncia durará menos tiempo.

Limpieza: El metal es un material fácil de limpiar y además, no tiene el riesgo de amarillearse al comer ciertos alimentos, como es el caso de los brackets transparentes.

Inconvenientes:

El mayor inconveniente que presentan es la escasa estética, y la discreción de este aparato es menor en comparación con los brackets transparentes.

¿Los brackets metálicos son adecuados para mí?

Como verás, los brackets metálicos presentan ciertas ventajas e inconvenientes que deberás valoras. Las ventajas son muchas, pero el inconveniente estético es algo muy personal. Quizás tu presupuesto es más ajustado y no te importa estar unos meses con un aparato de metal. En este sentido, los brackets metálicos son cada vez más discretos e incluso de color más claro. Por otro lado, si cuentas con más presupuesto y no quiere renunciar a la estética, puedes optar por unos invisibles.

¿Aún tienes dudas sobre los brackets metálicos? Contacta con nosotros, y te ayudaremos a tomar la decisión acertada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Recientes